sábado, 28 de enero de 2012

Sunsets & Sunrises

¿Sabías que el pintor y escritor Santiago Rusiñol solía aplaudir cada mañana las salidas de sol desde Cau Ferrat de Sitges?
Las imágenes de amaneceres o atardeceres son un clásico que siempre ha funcionado muy bien, dando unos resultados que pueden llegar a ser espectaculares.
Da igual si el sol sale o se pone, ambos momentos nos proveen de un período de tiempo en el que la calidad de la luz es ideal para fotografiar.
Las últimas horas del día son conocidas como las “golden hours” y las primeras horas del día “the blue hours”. Son instantes que transmiten sensación de calidez y proximidad. Tonos rojizos, anaranjados, rosados, cianes…, sensaciones que estimulan nuestros sentidos por la energía luminosa de su longitud de onda y que podemos llegar a captar con nuestra cámara.

No quiero entrar en tecnicismos, pero, para empezar, tenemos que mentalizarnos de que es muy difícil encontrar la puesta de sol perfecta, pues hay varios factores que pueden influir en la espectacularidad del fenómeno.
Últimamente he visto ponerse el sol desde distintos lugares y la experiencia me dice que cuando el día es frío y despejado, casi seguro que el amanecer o la puesta de sol será de un color intenso. Y si el cielo está lleno de nubes, se puede formar un magnífico escenario para fotografiar.


Una cosa que hay que tener clara a la hora de fotografiar un amanecer o atardecer, es que uno ha de ser previsor y calcular que, según la época del año y el lugar, sólo dispondremos de unos minutos para captar el momento ideal.

Ahí van cuatro consejos prácticos:

. En el encuadre, coloca la línea del horizonte de manera correcta. Es decir, que no quede inclinada hacia un lado, da sensación de caos. A no ser que sea esta tu intención, claro.

. Utiliza un ISO mínimo si quieres realzar el contraste de los colores y evitar ruido en la imagen. Para este tipo de fotografías, bajar un pelín la exposición suele dar muy buenos resultados. Se consiguen colores más intensos.

. Cuando hagas la lectura de la exposición no incluyas el sol si quieres conseguir una medición de la luz correcta.

. Ajustar balance de blancos de la cámara. A mí personalmente me funciona el modo “Cloudy” o “shade”. De esta manera se mantienen los colores cálidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario