sábado, 9 de febrero de 2013


Esta mañana he descubierto a Carl Kleiner, un fotógrafo sueco capaz de crear el rostro de una persona o un animal usando frutas y verduras. Su trabajo me ha llamado la atención dada su creatividad e ingenio a la hora de elaborar sus composiciones.

Realmente la inspiración la puedes encontrar en cualquier sitio… ¡Incluso en el interior de una nevera!








No hay comentarios:

Publicar un comentario