miércoles, 22 de abril de 2015

Campo de amapolas


Cuando buscas una localización cercana para realizar una sesión de fotos, siempre intentas que coincida con el estilo y la personalidad de la persona. Y la mayoría de veces cuesta mucho conseguirlo. Digo a veces, porque este pasado fin de semana tuve la suerte de encontrar un lugar fantástico para mi joven modelo. Lo encontré casualmente, sin buscar, un regalo!
La belleza de lo efímero, la luz del atardecer y el encanto tan especial de Martina ha sido suficiente para que una magia onírica envuelva todas y cada una de las imágenes realizadas.

Aquí les dejo una selección de la sesión.